Maternidades y paternidades

Maternidades y paternidades

Durante la gestación de nuestros hijos e hijas nos estamos gestante, al mismo tiempo, como madres y como padres. Este hecho tan importante implica muchos aspectos que pueden hacer que nuestras vidas se tambaleen y que cambien nuestras formas de entender la vida y todo lo que nos rodea.

Desde el nacimiento de nuestra familia, pasando por toda la infancia y llegando a la adolescencia, los padres y las madres a menudo pasamos por diferentes etapas que nos hacen crecer también a nosotros. Algunas de estas etapas pueden llegar a convertirse en crisis emocionales, otros nos empujan a cambiar de actitud ante la vida y hacer un cambio de mirada hacia los hijos y las hijas. Pero lo que está claro que todo supone un gran aprendizaje.

De los múltiples tipos de familias que hay, cada una vive la maternidad y / o paternidad de forma diferente. Lo que no queda ninguna duda es que al convertirnos en familia, replanteo nuestras vidas, nuestras inquietudes, nuestros valores y, incluso, nuestras preferencias. Y, por supuesto, nuestra vida en pareja.

Necesitamos, como madres y como padres, cuidarnos como adultos. No es fácil llegar a un equilibrio de las diferentes facetas de nuestra vida donde las prisas, la falta de tiempo, la mala gestión de nuestras emociones, entre otros, hacen que, a veces, nos cueste centrarnos con nosotros mismos, con nuestras prioridades y con nuestras ilusiones.

Vale la pena hacer una mirada hacia nuestro interior, replantear nuestros pensamientos, nuestros sentimientos y nuestras emociones para poder vivir de una forma más libre y relajada nuestra maternidad y nuestra paternidad.